Pinturas urgentes

Suelo pensar bastante acerca del significado de lo importante. Porque definitivamente hay cosas importantes y otras que no lo son. El problema es que en un mundo tan expuesto y exitista como en el que vivimos es muy fácil que lo importante se diluya, se pierda, se confunda. Porque además lo importante aparece jerarquizado en determinados acontecimientos socialmente establecidos y acordados como destacables o relevantes. Esto sucede tanto en la vida misma como al referirse a los artistas, sus obras y trayectorias. Quizás por eso me interesa cuestionarlo, y subvertirlo, casi como un acto de rebeldía.

Lo importante en mi experiencia artística se pone de manifiesto en dos sentidos. Por un lado, en estas pinturas urgentes: recortes y puntos de vista subjetivos de escenas y composiciones casuales que recuperan lo afectivo. Como una ceremonia de rescate de un archivo íntimo de imágenes que al exteriorizarlo es compartido y resguardado a la vez. Por otro lado en la práctica propiamente dicha: en lo irremplazable e innegociable del taller, del ejercicio del hacer. Un hacer que se fue incorporando a mi cotidianeidad hasta volverse imprescindible. Una fuente de energía vital y casi la única certeza.

Laura Spivak, 2020.